Estamos preparando el contenido...

 

BlogConectividad Sensores para empresas: claves para elegir los correctos

3 agosto, 2021by BGH Tech Partner
Industry4.0,And,Iot(internet,Of,Things).,Factory,Automation,System.,Ai(artificial,Intelligence).

Los sensores son, en líneas generales, dispositivos que detectan y responden a cambios en un entorno. Las entradas pueden provenir de una variedad de fuentes como luz, temperatura, movimiento y presión, entre otros. Habitualmente generan información valiosa, y si están conectados a una red pueden compartir datos con otros dispositivos y sistemas de gestión.

 

Ahora bien: en el mundo de los sensores, no todo es lo mismo. A grandes rasgos podemos decir que por un lado existen los sensores base, que son más económicos porque incorporan menos componentes. Por ejemplo, no incluyen capacidades de procesamiento nativas, por ejemplo. Estos sensores permiten detectar propiedades físicas básicas singulares, pero no mucho más. 

 

Si bien muchos sectores utilizan sensores básicos para sus operaciones, los procesos más refinados requieren sensores inteligentes. Estos últimos son dispositivos más avanzados que, además del sensor base, integran microprocesadores, recursos de conectividad y capacidades de diagnóstico y  almacenamiento. Gracias a estas capacidades, los sensores inteligentes pueden efectuar diferentes funciones: medir, configurar, verificar y comunicar. Y esto mismo los habilita a supervisar, examinar y mantener distintos sistemas. 

 

Sensores inteligentes

Los sensores inteligentes pueden realizar tareas como conversión de datos y procesamiento digital y además pueden comunicarse con dispositivos externos y con la Nube. Habitualmente se utilizan para monitorear diferentes procesos industriales, recolectando datos, tomando medidas y enviando los datos a plataformas de computación centralizadas donde la información se recopila y analiza en busca de patrones. Tienen una pequeña cantidad de memoria y arquitectura de procesamiento que les permite eliminar errores y ruido de los resultados antes de enviarlos a la fuente de computación en la Nube para su recopilación. 

 

La consultora Statista estimó que para 2022 el mercado global de esta clase de sensores rozará los U$S 58 mil millones, experimentando un crecimiento importante si se lo compara con los U$S 18,5 mil millones alcanzados en 2015. Si bien existen diferentes tipos de sensores inteligentes –de nivel, de corriente eléctrica, de temperatura, de calor, de humedad, de presión, de flujo, infrarrojos, de proximidad, ópticos, acelerómetros, etc.- algunos tienen capacidades de detección múltiple y pueden medir todo un conjunto de variables. 

 

Soluciones a medida

Hilando un poco más fino, la distinción inicial entre sensores de base y sensores inteligentes debe completarse con otra categoría, que es la de los sensores que funcionan como soluciones a medida y que resuelven problemáticas específicas. En efecto: algunos sensores están especialmente diseñados y contienen muchos sensores individuales integrados, lo que le permite monitorear y medir muchas fuentes de datos. 

 

Este último es el nicho en el que trabajamos desde BGH Tech Partner: se trata de sensores que, por lo común, no se encuentran en el mercado, o tal vez sí se encuentran, pero requieren del desarrollo de un medio de comunicación para transmitir los datos a través de una red. Estos sensores a medida funcionan como auténticas plataformas y por lo común incorporan inteligencia: disponen de placas RTU donde se agrega el sensor y el módem que permite la comunicación. 

 

Estos desarrollos especiales se orientan a ciertos nichos o actividades para las cuales no existen sensores específicos, y donde la inversión en un dispositivo a medida se justifica. Por ejemplo, en el rubro del petróleo, la inexistencia de sensorización puede dificultar la extracción del recurso natural, y en estos casos tiene mucho sentido invertir en un sensor que informe qué es lo que está pasando en el pozo. 

 

Por otra parte, dependiendo del tipo de industria y del lugar físico donde esté operando el sensor, puede hacer falta una condición específica, por ejemplo, que el sensor sea antiexplosivo, y esa característica habrá que certificarla. 

 

Desde BGH Tech Partner fabricamos sensores avanzados que se adaptan a necesidades y usos específicos. ¡Contáctenos ahora!